A propósito de los turnos de la UCI de la Arrixaca

26 enero 2017

El Sindicato de Enfermería ante las manifestaciones del exjefe de Servicio de la UCI de la Arrixaca en contra de los turnos de Enfermería y la alarma social que las mismas pueden generar manifiesta

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email

El Sindicato de Enfermería ante las manifestaciones del exjefe de Servicio de la UCI de la Arrixaca en contra de los turnos de Enfermería y la alarma social que las mismas pueden generar manifiesta:
1. No existe ningún estudio lo suficientemente contrastado que justifique que los turnos implantados, tengan incidencia negativa en los cuidados que se prestan. Ni precedente que demuestre que dichos turnos puedan tener consecuencia en los pacientes. Si las hubiera, SATSE se manifestara en contra de dichos turnos y estamos seguros que los profesionales que los hacen serían los primeros en rechazarlos. Estos turnos llevan realizándose durante tres años sin ningún indicio que fundamente alarma alguna.
2. Los informes desfavorables sobre turnos superiores a 7 horas se fundamentan en la fatiga, si bien es cierto que donde más incidencia se hace, es en países donde las jornadas laborales semanales superan con creces las 40 horas, lo que supone jornadas repetitivas sin días intermedios de descanso, cosa que no ocurre en nuestros hospitales ya que con estos turnos posibilita tres jornadas de trabajo a la semana en vez de las cinco, o incluso seis, y a su vez una menor rotación de los profesionales.
3.- Estas jornadas de trabajo son muy comunes en el resto del espacio europeo en estas unidades de los centros hospitalarios y en varias de nuestras comunidades autónomas. Se justifican porque tienen efectos positivos en los pacientes, en la continuidad del cuidado y en el entorno socio-familiar de los profesionales.
4.- Al realizar la jornada en dos turnos: 14 horas diurnas y 10 nocturnas, hay menos cambios y relevos existiendo mayor continuidad del cuidado y menos distorsiones. Favorece una menor manipulación por diferentes profesionales que tiene su efecto en posibles infecciones nosocomiales.
5.- Los profesionales disponen, con estos turnos, de un mayor tiempo de descanso pre y post a su jornada lo que facilita la conciliación familiar, la satisfacción en el desempeño de estas jornadas y la salud por el no cambio de los biorritmos.
6.- Suponen una perplejidad contradictoria las manifestaciones del exjefe de Servicio de la UCI ya que sus fundamentos deberían ser aplicables, no solo al personal de enfermería, sino también al personal médico, del cual omite pronunciarse.
Sorprende no obstante que sea el SMS quien se pronuncie sobre que se haya producido infracción de la normativa de la jornada de 14 horas. Cuando el propio SMS no aplica ningún control de la misma sobre el estamento médico que garantice su cumplimiento.
Ni se disponga de datos o medios para control de la jornada ordinaria y complementaria que se realiza en los hospitales, abriendo una gran brecha en derechos de los trabajadores y generando una infausta gestión de los recursos y efectos nocivos en la asistencia diaria.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email