Verano en el Servicio Murciano de Salud

20 junio 2018

SATSE advierte que pacientes y personal sanitario sufrirán este verano la mala planificación de los presupuestos sanitarios por parte de los gestores del SMS

valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Haz tu comentario

El gerente del Servicio Murciano de Salud ha justificado a los representantes de los trabajadores la reducción de las contrataciones de este verano un 15% más a la de años anteriores y cierre de servicios por el alto índice de bajas en los meses anteriores, ocasionado por la epidemia de gripe. Esto, afirmó, “ha ocasionado sobrepasar en 16 millones el presupuesto previsto y va a conllevar la reducción de la actividad quirúrgica al 50% ante la falta de médicos para poder sustituir en periodo vacacional”.

Hay que recordar que este año la gripe ya pasó factura a la población en general y al personal sanitario en particular por ser el más expuesto, sufriendo, además de su enfermedad, la reducción drástica de su salario en los días de baja al no considerarlo el gobierno regional enfermedad profesional. Esta situación, ya supuso un esfuerzo del propio personal sanitario que no se contagió, al tener que asumir las ausencias de sus compañeros por no ser sustituidos en su totalidad (primera falsedad del aumento del gasto), frente a la masificación y presión asistencial que la propia epidemia generó.

Ahora este bisoño gerente ha mandatado un verano con mayor reducción de personal que en plena crisis económica; con coberturas por debajo de los mínimos en la misérrima plantilla de personal sanitario no médico que tiene el SMS que no ha sido “prevista por los actuales gestores” (otra falsedad manifiesta ya que conocen de primera mano los grandes déficits sanitarios no médicos que tiene el SMS y no hacen otra cosa sino incrementarlos).

Al personal sanitario se le explota al máximo, sin embargo, no ocurre lo mismo cuando se trata de gestionar al colectivo de galenos al que pertenece el gerente, aunque tenga graves repercusiones económicas y asistenciales sobre la población. La decisión del gerente de reducir al 50% la actividad quirúrgica, deja en duda su capacidad de gestión y autoridad.

Esta decisión supone aumentar las listas de espera y el gasto. Que se paliará con el gesto político habitual de realizar peonadas al final del año para poder reducir estas listas de espera.

Soluciones de gestión hay variadas que se han usado en los distintos servicios de salud y han sido negociadas y aprobadas por los representantes legítimos de todos los empleados públicos. Podría proponer cualquiera de ellas evaluándola y mejorándola entre todos.

El objetivo sería no bajar la actividad quirúrgica ni la de consultas externas por causas atribuibles al Servicio Murciano de Salud. Esto sería una buena gestión para todas las personas.

La dificultad es que no hay autoridad ni cadena de mando eficaz para tomar este tipo de decisiones que garantizarían la eficacia de la gestión del gasto y la atención asistencial (desde la propia gerencia se asume y no tienen ganas de imponerla). Lo que sí importa es la importante cantidad de dinero que año tras año se reparte el gerente y su cohorte de gerentes de área por contener el gasto, aunque sea a costa de disminuir los servicios que se prestan a la población y aumentar las cargas de trabajo. Si eliminaran esta serie de incentivos el gasto sería compensado adecuadamente.

Esta situación se repite año tras año y las víctimas siempre son los mismos: usuarios y personal sanitario, sin que ningún partido político ni gestor ponga remedio.

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (0)

No hay ningún comentario